Semana 28 - Colombia, Ecuador, Venezuela

8 julio - 31 diciembre 1969

INTERCESIONES

Damos gracias por:

  • Quienes pagan el alto costo de trabajar por la justicia y la paz.

  • Los cristianos y cristianas que viven con fe en medio de la violencia.

  • Los pescadores y agricultores que alimentan a sus familias y sus países.

  • Llapingachos (panqueques de papa y queso), ají (salsa picante), sopa de locro (hecho con queso, aguacate y patata), choclo (maíz asado andino), ceviche (un plato de mariscos marinados en limón y cebolla, que es siempre servido con palomitas de maíz), y pabellón (tiras de carne sazonada, servidas con frijoles, arroz y plátano frito).

  • Tortugas gigantes, iguanas y la inigualable fauna salvaje de las Islas Galápagos, y por todos los que intentar preservar su medio ambiente.

  • El CLAI, Consejo Latinoamericano de Iglesias, cuya oficina central está en Quito, Ecuador.

  • Aquellos que trabajan por los pobres.

Oramos por:

  • Por el fin de la violencia en Colombia y por la creación de un ambiente seguro para todo el pueblo.

  • La creación de una economía segura y estable en Ecuador.

  • El fin de la corrupción en los funcionarios de gobierno.

  • Que se termine con la producción y tráfico de drogas, y se disponga de otros formas de actividades económicas.

  • Los pueblos indígenas en estos países, que a menudo sufren la pobreza y una tremenda disparidad económica.

  • Quienes son pobres, desocupados, están de duelo, y por los que trabajan con ellos.

  • Los afectados por inundaciones y terremotos.

  • El reavivamiento de la fe de los cristianos en estos países.

  • Los secuestrados, o rehenes y sus familias.

  • Aquellos que han tenido que dejar sus familiares y amigos para ir a otro país con el fin de sostener a los que quedaron en su casa.

 

ORACIÓN

Para ser más pacientes

danos fuerza, Señor.

Para ser pacificadores

capacítanos, Señor.

Para ser justos

danos tu luz, Señor.

Para aceptar nuestros errores

danos humildad, Señor.

Para ser solidarios con los que sufren

haznos sensibles, Señor.

Para que nusetras acciones sean guiadas por el amor

danos tu Espíritu, Señor.