Semana 3 - Chipre, Grecia y Turquía

13 abril - 31 diciembre 1969

INTERCESIONES

Damos gracias por:

  • La Iglesia Cristiana y su continua presencia en estas tierras asociadas con las primeras iglesias de los apóstoles.

  • Cristianos y cristianas que se han mantenido firmes en su fe y continúan dando testimonio del Evangelio.

  • Las maravillas de la Iglesia de Santa Sofía, los cánticos en el Monte Athos y los frescos de las iglesias primitivas de Chipre.

  • El mar azul y las montañas.

  • El Baklava, las hojas de vid rellenas, el moussaka, y el queso feta.

Oramos por:

  • Paz y sanación de la relaciones arraigadas en el odio entre griegos y turcos.

  • Consuelo para quienes están tristes y fuerza para los que trabajan por la justicia.

  • Los sobrevivientes de los terremotos y quienes los asisten brindando alivio duradero.

  • Los refugiados que buscan protección y la posibilidad de una nueva vida.

  • El pueblo kurdo, y todas las minorías que padecen discriminación.

  • Fin para la división de Chipre.

 

ORACIÓN

Oh Tú, que estás más allá de todo

(¿acaso no es la única forma posible de dirigirnos a ti?)

¿Cómo puede la palabra cantarte alabanzas

si no hay palabra que pueda expresarte?

¿Cómo puede la mente percibirte

si no hay mente alguna que pueda abarcarte.

Tú eres el único inenarrable

porque todo lo dicho viene de Ti.

Tú eres al único que no podemos conocer

pues todas las cosas concebidas vienen de Ti.

Todo ser vivo –tanto aquellos que son dotados de palabra,

como quienes están privados de ella- te proclaman.

A Ti se elevan el himno silencioso

Quienes perciban tu complejidad

Sólo por Ti existe todo,

todo tiende a Ti como en una totalidad.

Tú eres el fin de todas las cosas.

Tú eres uno y eres todo, y eres la nada también.

Tú no eres uno y tú no eres el todo.

Oh Tú, que tienes todos los nombres, ¿cómo deberé llamarte?

Tú eres el único innombrable.

¿Qué mente celestial podrá penetrar tu velo

que está más allá de las nubes?