Semana 41 - Afganistán, Kazajistán, Kirguistán, Mongolia, Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán

7 octubre - 31 diciembre 1969

INTERCESIONES

Damos gracias por:

  • Los cristianos y cristianas que, aún siendo una pequeña minoría, tienen el coraje de dar testimonio del Evangelio y encontrar la fuerza para vivir según la Palabra de Dios.

  • Quienes dejando de lado el peligro dan su vida para servir a los demás.

  • Los Pacificadores y Pacificadoras que luchan para acabar con la hostilidad y la violencia, particularmente en Afganistán.

  • Los movimientos a favor de la democracia.

  • Los soldados que se rehúsan a matar a la gente de su propio pueblo.

  • La Cruz Roja Internacional y la Media Luna Roja, Médicos sin fronteras, Amnistía Internacional y todos los que trabajan a favor de los prisioneros políticos y los desposeídos.

  • El canto Khoomi en Mongolia, (canto difónico) una forma de cantar en la que una persona produce dos notas diferentes al mismo tiempo.

Oramos por:

  • El fin de la guerra en Afganistán, y la habilitación de los líderes étnicos tribales para gobernar su país con paz y justicia.

  • Quienes, especialmente en Afganistán, que aún siguen afectados por la guerra, la violencia, las minas terrestres y la sequía, junto con los que han perdido su casa y tuvieron que refugiarse.

  • Estabilidad y justicia para los países de la ex Unión Soviética que continúan creando nuevas formas de gobierno y vida.

  • La tierra, el aire y el agua que han sido dañados por el abuso humano.

  • Buenas relaciones entre cristianos y musulmanes.

  • El fin de la opresión en varios de estos países.

 

ORACIÓN

Oh Dios,

que podamos recibir tu bendición.

Toca nuestra frente, toca nuestras cabezas,

y no nos mires con ira.

En un año difícil, sé nuestra misericordia.

En un año de aflicción, sé nuestra bondad.

Ahuyenta de nosotros los espíritus oscuros

Y acércanos espíritus de luz,

Líbranos de espíritus grises

Y que los buenos espíritus nos acompañen.

Cuando tenga miedo, dame coraje

Cuando tenga vergüenza, muéstrame la verdad

Cúbreme como una manta

y sé como un lecho de pieles debajo de mí.