Semana 50 - Cabo Verde, Gambia, Guinea, Guinea Bissau, Senegal

9 diciembre - 31 diciembre 1969

INTERCESIONES

Damos gracias por:

  • La comunidad y las organizaciones religiosas que trabajan juntas para mejorar la seguridad alimentaria en los hogares rurales, para educar y acabar con el analfabetismo, en apoyo a los refugiados de países vecinos, y prestando asistencia a las personas que viven con el VIH y el SIDA.

  • Los cristianos y cristianas que siguen dando testimonio de su fe y viviendo sus vidas de acuerdo con el Evangelio en estos países predominantemente musulmanes.

  • Las poblaciones rurales, los agricultores humildes, los pastores de ganado que soportan la dura temporada que precede a la cosecha de cada año.

  • Los bailarines de zancos en Guinea.

Oramos por:

  • Quienes huyen a las zonas urbanas y enfrentan problemas como el desempleo crónico, el alcoholismo y la drogadicción.

  • Los dirigentes, que gobiernen con sabiduría en nombre de toda la gente, y que aborden los problemas subyacentes por las luchas étnicas y la distribución desigual de la riqueza, por medios no violentos.

  • La reconstrucción y restauración de Guinea Bissau al terminar la guerra civil.

  • La fin de los golpes de Estado militares.

  • Quienes en Cabo Verde no pueden ganarse la vida y deben marcharse al extranjero para vivir y trabajar.

  • Quienes sufren la falta de agua y largas temporadas de sequía.

  • El fin de la discriminación por razones de religión o etnia.

  • Los refugiados que buscan amparo y seguridad en estos países y por quienes trabajan para mitigar sus necesidades.

  • El medio ambiente, en particular las áreas que están sujetas a sobre pastoreo, la pesca excesiva, la desertificación y la erosión del suelo.

  • Paz, comprensión y tolerancia entre las diferentes religiones de estos países, así como el respeto y la libertad de expresar la propia fe.

 

 

ORACIÓN

 

Señor, concede a nuestros dirigentes las cualidades de liderazgo que necesitan,

para que puedan conducirnos a paso seguro en estos tiempos,

en el difícil camino de esta vida.

Dales la generosa porción de tu gracia que necesitan

para guiarnos con corazón sincero y sabiduría.

Haz que los difíciles sacrificios

que gozosamente hacemos para el desarrollo de nuestro país

lleguen a Ti como una plegaria de vida,

para prodigar bondad, fidelidad y poder,

y continúa vigilando nuestra tierra.

Señor, déjanos creer en tu poder

para reunir a todo tu pueblo

y no permitas que nadie nos impida este canto de unidad.

Vamos a hacernos la imagen de persona humana y de comunidad

A la manera que Tu lo deseas.

Oramos por la paz y la unidad en nuestra patria

para que podamos vivir como una sola familia,

trabajando por el mejoramiento de nuestra nación y su pueblo.

Oramos por todas las personas que dan testimonio de su fe

en situaciones en las que son ridiculizadas, amenazadas o perseguidas,

para que puedan encontrar en Ti, Señor, el coraje que necesitan.