Semana 51 - Benin, Costa de Marfil, Togo

13 abril - 31 diciembre 1969

INTERCESIONES

Damos gracias por:

  • Los pastores, sacerdotes y evangelistas y otros obreros de la iglesia y sus esfuerzos para la misión.

  • Quienes buscan formas de procurar agua potable.

  • El ministerio por la educación de las Iglesias.

  • El café y el cacao, las palmeras y cocos, el ñame y el maní.

  • La tela tejida por los indígenas y los trabajos en bronce.

Oramos por:

  • La paz, unidad y estabilidad política y económica en toda la región.

  • Los jóvenes desempleados.

  • El gran número de personas en estos países que viven en pobreza desesperada, y los esfuerzos para crear mejores condiciones de vida.

  • Los trabajadores de la salud que proveen ayuda médica y educación para quienes conviven con HIV y SIDA.

  • Las niñas y niños utilizados como mano de obra barata o que son víctimas de otros tipos de explotación.

ORACIÓN

Nuestro Padre celestial

Tú eres Dios de dioses y Rey de reyes.

Te pedimos que bendigas a nuestros gobernantes,

a nuestros líderes y mayores,

y a quienes están en alguna posición de poder.

Dales un corazón que se someta a tu Voluntad

para que dejen de favorecer lo injusto,

y obren para el bien común en todas las cosas.

Danos corazones humildes

para que tengamos buenas cosas,

obremos correctamente

y así, tu bendición sea por siempre en nuestro país

Bendice las actividades del agricultor, el pescador,
la empresaria, la artista, y demás personas que diariamente trabajan.

Después de un tiempo de sequía, envíanos la bendita lluvia,
y favorécenos con una abundante cosecha.

Ten piedad de pobres, soldados y enfermos.

Ayuda a quienes están en soledad

y consuela a desolados.

Sostén a las mujeres embarazadas y las madres.
Ayuda a las viudas y a los viudos.

Sé padre y madre de todos los huérfanos.

Dios, que tu Palabra sea de bendición para los creyentes

y también para los no creyentes,

para que puedan tener seguridad
y apoyarse en Ti,
para obtener el perdón de sus pecados
y llegar a ser hijos tuyos.

Oh Señor, ten piedad de nosotros

Tú eres un Dios de misericordia

Tuya es la fuerza, la gloria, el honor y la santidad

Por los siglos de los siglos.