Semana 9 - Francia, Alemania

24 febrero - 31 diciembre 1969

INTERCESIONES

Damos gracias por:

  • La reconciliación entre Francia y Alemania tras el final de la Segunda Guerra Mundial.
  • La caída del muro de Berlín y la reunificación de Alemania y sus familias.
  • El testimonio de centros ecuménicos tales como la Comunidad de Taizè, que ha revitalizado la adoración, particularmente entre la gente joven.
  • Quienes trabajan por la tolerancia y sostienen a inmigrantes y refugiados, para que el odio y la violencia basados en el etnocentrismo sean eliminados.
  • Mouse de chocolate, croissants, papas fritas, sauerkraut y salchichas.
  • La magnificencia del arte y la arquitectura eclesiástica, que cuenta la historia del evangelio y alaba a Dios.

Oramos por:

  • La lucha por unir Alemania oriental y occidental, que disminuya la brecha entre ricos y pobres y todos los ciudadanos sean tratados con justicia.
  • La revitalización de la Iglesia en medio del creciente secularismo y ateísmo.

  • La profundización del diálogo interreligioso.
  • Aquellos que obran por la preservación del medio ambiente y por transformar las actuales economías y estilos de vida que son dañinos para el mismo y conllevan un gran consumo de energía.

  • Refugiados e inmigrantes que a menudo enfrentan discriminación y racismo.

  • Los desempleados y quienes afrontan incertidumbre económica en este tiempo de globalización.

 

ORACIÓN

 

Envío

Dejemos atrás lo que tenemos;

despidámonos y volvamos nuestras miradas hacia adelante.

Tenemos un largo camino ante nosotros.

Dios nos dice: «estoy con vosotros».

Alentémonos los unos a los otros en este camino común, y levantemos nuestras voces:

Caminemos con la fuerza que Dios nos confiere.

Avanzaremos fielmente hacia la tierra que Dios nos muestra.

Avanzaremos todos juntos, buscando los signos de su presencia.

Cristo ha recorrido este camino antes que nosotros.

Cristo nos está esperando allá hacia donde vamos.