El secretario general del CMI felicita al nuevo Papa

14.03.13

El cardenal Jorge Mario Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires, elegido nuevo papa. Foto: VanKleinen

El Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, secretario general del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), ha enviado felicitaciones ecuménicas al nuevo papa Francisco I y ha expresado su voluntad de proseguir el diálogo y la cooperación con la Iglesia Católica Romana bajo su pontificado.

 

Tveit afirmó que la elección de Francisco I “supone un punto de inflexión en la vida de la Iglesia Católica Romana, que también tiene repercusiones en los creyentes de otras iglesias y religiones”.

 

Al comentar la elección del cardenal Jorge Bergoglio de Argentina, el primer papa del hemisferio sur, Tveit dijo que con Francisco I, “que ha vivido de una manera sencilla y refleja una pasión por la justicia social y la elevación de los pobres, reafirmamos nuestro compromiso con la búsqueda de la justicia y la paz”.

 

“Desde el Concilio Vaticano II de los años sesenta, la Iglesia Católica Romana y el Consejo Mundial de Iglesias mantienen un diálogo constructivo y cooperan en temas relativos a la fe, el testimonio y la unidad fundamental de todo el cuerpo de Cristo”, prosiguió Tveit.

 

“Hemos aprendido que somos peregrinos que caminamos juntos en el movimiento ecuménico único, y estamos especialmente agradecidos a la Iglesia Católica por su manera de trabajar con nosotros en cuestiones de gran importancia, tales como la unidad, la eclesiología, la misión y el diálogo interreligioso”.

 

“Ahora, esperamos proseguir esta tarea, en estrecha colaboración con el papa Francisco, sobre la base de la relación positiva con la Iglesia Católica que ha sido tan cuidadosamente cultivada en el pasado”, indicó.

 

La Iglesia Católica Romana no es miembro del CMI, pero el establecimiento de un Grupo Mixto de Trabajo ha propiciado una estrecha cooperación. Durante las reuniones importantes, se intercambian delegados y observadores y la Iglesia Católica está oficialmente representada en determinados órganos del CMI, tales como la Comisión de Fe y Constitución y la Comisión de Misión Mundial y Evangelización.

 

El cardenal Bergoglio, exarzobispo de Buenos Aires, fue elegido papa por el colegio cardenalicio el miércoles 13 de marzo en el cónclave del Vaticano.

 

En América Latina, las iglesias miembros del CMI han acogido positivamente la elección del papa Francisco.

 

"Felicitamos a Francisco I, el primer latinoamericano en haber sido elegido papa. Conocemos la labor de Bergoglio en la diócesis de Buenos Aires y lo consideramos una persona especialmente sensible a los problemas sociales y al diálogo ecuménico”, dijo el Rev. Nilton Giese, secretario general del Consejo Latinoamericano de Iglesias.

 

“La Iglesia Evangélica del Río de la Plata (Argentina) felicita a los fieles de la Iglesia Católica Romana por la reciente elección del nuevo Papa, que por primera vez en la historia es de América Latina”, dijo el Rev. Antonio Carlos Alfredo Duarte Voelker, presidente de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata. “Asimismo, confiamos en que sus años de experiencia en la pastoral le ayudarán a promover una nueva visión con respecto a aquellos que sufren algún tipo de persecución y marginación”.

 

Tveit añadió: “Un aspecto importante del movimiento ecuménico es el concepto de rendirse cuentas mutuamente. Con este espíritu, el Consejo Mundial de Iglesias ofrece su cooperación al papa Francisco y a toda la Iglesia Católica. Seguiremos cooperando en el marco de una relación basada en el amor y el fortalecimiento. De este modo, creceremos juntos en la gracia y en la esperanza de la unidad verdadera de los creyentes por la que Cristo oraba”.

 

“Actualmente, la gran mayoría de cristianos vive en el hemisferio sur”, observó Tveit. “Probablemente, el crecimiento del cristianismo en los países del Sur va a continuar. Este desplazamiento ya ha tenido consecuencias importantes para el cristianismo mundial y es en este contexto en el que tendremos que avanzar, fortaleciendo nuestra relación y haciendo frente a las necesidades más importantes de la humanidad hoy”.

 

“Aprovechemos esta oportunidad para orar por y con el papa Francisco a fin de reafirmar que nos necesitamos mutuamente para hacer frente a los desafíos del mundo actual”, concluyó Tveit.

 

Texto completo de la declaración del Secretario General del CMI (en inglés)