Mujeres con discapacidades se pronuncian contra la violencia

12.03.13

Micheline Kamba durante la conferencia de la EDAN. © Moses Sembo

“Las mujeres con discapacidades a menudo están excluidas de la sociedad, y dejan de considerarse como personas que han recibido el don de Dios”, dijo la Rev. Micheline K. Kamba en una reciente conferencia  del Consejo Mundial de Iglesias (CMI).  Ante la alarmante situación de violencia contra las mujeres con discapacidades, añadió que es importante orar para que se tomen medidas.

 

Kamba, ella misma una persona con discapacidad de la República Democrática del Congo y miembro del Comité Central del CMI, trabaja como coordinadora voluntaria para el África francófona de la Red Ecuménica de Defensa de las Personas Discapacitadas (EDAN), un proyecto del CMI.

 

Fue en una conferencia de la EDAN que tuvo lugar en Johannesburgo, Sudáfrica, del 27 de febrero al 2 de marzo,  donde Kamba habló de la marginación de las mujeres con discapacidades, alentando a las iglesias a ser más proactivas con respecto a la protección de sus derechos.

 

“La mayoría de mujeres con discapacidades sufre graves problemas psicológicos.  Les cuesta ver a Dios a su lado. Piensan que han sido malditas y que son una ‘desgracia’ para la sociedad”, observó Kamba.

 

“Es muy urgente que se encuentre una solución en el marco de la contundente declaración del CMI sobre la búsqueda de la paz y la reconciliación. Se debe hacer hincapié en que una ‘paz real’ es posible si las mujeres que se sienten anímicamente destrozadas pueden encontrar su razón de ser, el sentido de su existencia”, afirmó Kamba.

 

Asimismo, dijo que los testimonios compartidos por las mujeres con discapacidades durante la 9ª Asamblea del CMI en Brasil en 2006 y la Convocatoria Ecuménica Internacional por la Paz de Jamaica en 2011 pusieron de manifiesto la vulnerabilidad de esas mujeres frente al abuso, el acoso y la violación.

 

“Por lo tanto, la paz, la reconciliación y la sanación tendrán lugar cuando nuestros esfuerzos nos permitan reconstruir una imagen positiva de las mujeres supervivientes con discapacidades”, observó.

 

“Estos esfuerzos deben ir acompañados de iniciativas que promuevan la cooperación ecuménica entre mujeres de diferentes contextos.  Esta sensibilización puede empoderar a las mujeres y ayudarlas a hacer frente a todos los tipos de abuso”, concluyó Kamba.

 

La conferencia de la EDAN reflexionó sobre la “violencia contra las mujeres con discapacidades” centrándose en la oración “Dios de vida, condúcenos a la justicia y la paz”, que es el tema de la 10ª Asamblea del CMI que tendrá lugar el próximo mes de octubre en Busan, Corea del Sur. 

 

La reunión contó con la asistencia de unos treinta y cinco participantes internacionales, entre los que figuraban mujeres con discapacidades de la República Democrática de Congo, Madagascar, Burundi, Kenia, Sudáfrica, Togo y Estados Unidos.

 

Un refugio de Pietermaritzburg, Sudáfrica –“The Haven”–, que proporciona protección a las víctimas de la violencia doméstica y el maltrato, fue el anfitrión del evento.

 

Las iglesias abordan la violencia contra las mujeres con discapacidades (Comunicado de prensa del CMI del 8 de marzo de 2013, en inglés)

 

Más información sobre la Red Ecuménica de Defensa de las Personas Discapacitadas (EDAN)

Programa del CMI sobre comunidades justas e incluyentes