Las contribuciones del papa Benedicto XVI a la unidad cristiana

1.03.13

El secretario general del CMI, el Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, en una audiencia privada en el Vaticano con el papa Benedicto, en el año 2010. © L'Osservatore Romano

El secretario general del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), el Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, expresó su "profundo agradecimiento" el 27 de febrero por el ministerio y el testimonio del papa Benedicto XVI, al finalizar este su servicio a la cabeza de la Iglesia Católica. El papa Benedicto XVI anunció su renuncia, que entró en vigor el 28 de febrero, a principios de mes.

 

«Con ocasión de su renuncia de la Sede Apostólica de Roma y del ministerio Petrino, desde el movimiento ecuménico nos paramos a recordar sus muchas contribuciones a la vida de la Iglesia y del mundo, y le deseamos lo mejor para la continuación de su ministerio de oración y meditación», expresaba el Rev. Dr. Tveit en su carta. 

 

Entre las contribuciones del papa Benedicto XVI durante su participación en la Comisión de Fe y Constitución del CMI, siendo este profesor de teología católica, en 1971, el Rev. Dr. Tveit hizo una mención especial a su contribución a la unidad cristiana. 

 

«Desde una perspectiva ecuménica que abarca su servicio a la Iglesia en su totalidad, el Consejo Mundial de Iglesias le agradece su dedicación a la búsqueda de la unidad cristiana como modelo para la unidad de toda la humanidad», declaró.

 

En su carta, el Rev. Dr. Tveit mencionaba también la "colaboración en el ministerio" del papa Benedicto XVI, de la que se ha beneficiado el CMI. Asimismo, expresó su agradecimiento por el apoyo del papa a los representantes católicos que han participado en las actividades del CMI, el Grupo Mixto de Trabajo de la Iglesia Católica Romana y el CMI, la Comisión de Fe y Constitución, la Comisión de Misión Mundial y Evangelización y las iniciativas independientes como el Foro Cristiano Mundial.

 

Rememorando sus reuniones con el papa Benedicto XVI en Roma en el año 2010, así como el Día de Oración por la Paz en el Mundo en Asís, en 2011, el Rev. Dr. Tveit afirmó: «de nuestras conversaciones me quedó la convicción de la importancia de reforzar las ya estrechas relaciones que permiten a los cristianos de diferentes contextos orar juntos, trabajar juntos y dedicarse de nuevo a la unidad desde la fe».

 

Carta del secretario general al papa Benedicto XVI

Más información sobre la cooperación entre el CMI y el Vaticano