El CMI y el movimiento ecuménico en el siglo XXI

Acontecimientos ecuménicos 1910-2010
Principales acontecimientos del movimiento ecuménico 1910-2010

La unidad visible de la iglesia es el objetivo principal del movimiento ecuménico. Y, aunque se puede entender la "unidad visible" de diversas formas, siempre conlleva forzosamente relaciones entre las iglesias. 

Las iglesias y otros organismos ecuménicos oran, reflexionan, planifican y obran juntos. Como comunidad de unas 350 iglesias anglicanas, iglesias ortodoxas del este y de oriente, viejas iglesias católicas, iglesias protestantes, independientes y unidas, el cultivar estas relaciones es una faceta fundamental de la vocación del CMI de apoyar a las iglesias y al movimiento ecuménico en sus esfuerzos por alcanzar la unidad visible. 

Por lo tanto, este programa alentará las relaciones con sus iglesias miembros y entre éstas, pero también con las iglesias que no son miembros, las comuniones cristianas mundiales, los organismos conciliares y otros organismos ecuménicos; apoyará las iniciativas ecuménicas a nivel regional, nacional y local y, en general, buscará promover la coherencia del movimiento ecuménico uno. 

Proyectos
Visión ecuménica del CMI
Este proyecto tiene como objetivo interpretar y comunicar una visión, plasmada en su declaración normativa de 1998 "Hacia un entendimiento y una visión comunes del CMI", que busca al mismo tiempo ampliar el movimiento ecuménico y ponerse a su servicio.
Relaciones con las iglesias miembros
Este proyecto tiene como objetivo crear un espacio en el que las iglesias miembros puedan explorar y conocer lo que significa estar en comunión, y esforzarse por intensificar su participación en los órganos de dirección del CMI y en su labor programática.
Colaboración con organizaciones ecuménicas
Este proyecto tiene como objetivo promover la colaboración con las organizaciones ecuménicas regionales e internacionales, los consejos nacionales de iglesias, los ministerios especializados, las comuniones cristianas mundiales, y entre esas instancias, y coordina las relaciones con las iglesias no miembros, como la Iglesia Católica Romana, las iglesias pentecostales y evangélicas.
Jóvenes y movimiento ecuménico
Este proyecto tiene como objetivo estimular la participación de los jóvenes adultos en la vida de las iglesias y el movimiento ecuménico, ayudándolos a crear redes de contactos y a expresar sus inquietudes y visiones.
Las mujeres en la iglesia y la sociedad
Este proyecto tiene como objetivo ofrecer una oportunidad a las mujeres procedentes de distintas tradiciones y regiones, y de todas las edades a decir lo que piensan y a compartir sus visiones con objeto de que puedan aportar una contribución al adelanto de la sociedad, al progreso del movimiento ecuménico y a la búsqueda de la unidad.