World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / ¿Quiénes somos? / Órganos rectores / Asamblea / El símbolo de la asamblea

El símbolo de la asamblea

Concebido como expresión visual del tema de la asamblea, el diseño del símbolo también ha sido inspirado por las expresiones dinámicas y la variedad del movimiento ecuménico en su búsqueda de la unidad cristiana y de la promoción de la justicia y la paz.

Concebido como expresión visual del tema de la asamblea, el diseño del símbolo también ha sido inspirado por las expresiones dinámicas y la variedad del movimiento ecuménico en su búsqueda de la unidad cristiana y de la promoción de la justicia y la paz.

Inspirada por el tema ‘El amor de Cristo lleva al mundo a la reconciliación y la unidad’, la totalidad de la comunidad del CMI se reunirá para orar y celebrar en la 11ª Asamblea. Obtendremos energías renovadas para proseguir la labor del CMI mucho después del propio evento. Por ello, cada vez que use el símbolo de la asamblea, deberá dejar también espacio para incluir el logotipo oficial del CMI, tal como se muestra en el cartel a continuación.

El símbolo está compuesto por cuatro elementos:

-       La cruz: el tema de la asamblea es una afirmación de fe de que el amor de Cristo transforma el mundo por el poder dador de vida del Espíritu Santo. La cruz, que tiene un lugar prominente en el símbolo, es una expresión del amor de Cristo y una referencia al primer artículo de la Constitución del CMI.[1]

-       La paloma, símbolo universal de paz y reconciliación, representa al Espíritu Santo y alude también a profundas expresiones bíblicas de la esperanza.

-       El círculo, el mundo entero habitado (oikoumene) aporta el sentido de unidad y de un propósito común, así como de un nuevo comienzo. El círculo está además inspirado en el concepto de reconciliación. Como cristianos, nos hemos reconciliado con Dios a través de Cristo, y, como iglesias, somos agentes del perdón y del amor, tanto dentro de nuestras comunidades como fuera de ellas. El movimiento ecuménico ha respondido al llamado a la unidad y a la reconciliación mediante su resuelta labor y sus acciones en favor de una sociedad más justa y más participativa, y del cuidado de la Creación de Dios.

-       El camino: todos venimos de lugares, culturas e iglesias diferentes; transitamos por distintos caminos para responder al llamado de Dios. Todos estamos en una peregrinación durante la cual nos encontramos con otras personas y nos unimos a ellas en un viaje de justicia y paz. Los distintos caminos representan nuestras trayectorias diversas, el movimiento, la libertad y el dinamismo de la vida que impulsa al CMI y a sus iglesias miembros alrededor del mundo.

Enlace:

Descargue el cartel de la asamblea: JPG, PDF


[1] “El Consejo Mundial de Iglesias es una comunidad de iglesias que confiesan al Señor Jesucristo como Dios y Salvador, según el testimonio de las Escrituras, y procuran responder juntas a su vocación común, para gloria del Dios único, Padre, Hijo y Espíritu Santo”.