World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / ¿Quiénes somos? / Órganos rectores / Secretario General

Rev. Prof. Ioan Sauca, secretario general interino

El Rev. Prof. Ioan Sauca es el secretario general interino del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) desde el 1 de abril de 2020.
Rev. Prof. Ioan Sauca, secretario general interino

Rev. Prof. Ioan Sauca, el secretario general interino del CMI. Foto: Albin Hillert/CMI

El Rev. Prof. Ioan Sauca es el secretario general interino del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) desde el 1 de abril de 2020.

Sauca, que en la actualidad también sirve como secretario general adjunto para el programa de Formación Ecuménica del CMI y director del Instituto Ecuménico de Bossey, ocupará el puesto de secretario general interino hasta que el Comité Central del CMI tome nuevas medidas para seleccionar al próximo secretario general tras la partida del Rev. Dr. Olav Fykse Tveit el 31 de marzo de 2020.

Este sacerdote de la Iglesia Ortodoxa Rumana ha servido como profesor de Misiología y Teología Ecuménica en Bossey desde 1998 y como su director desde 2001. Sauca ha sido secretario general adjunto del CMI desde 2014, y como tal, supervisa una serie de programas del CMI en los ámbitos de la unidad, la misión, las relaciones ecuménicas, los jóvenes, el diálogo y la cooperación interreligiosos, el culto y la espiritualidad, y la formación ecuménica.

Sauca se unió por vez primera al CMI en 1994 como secretario ejecutivo de Estudios y Relaciones Ortodoxos en la Misión. Antes de unirse al personal del CMI, enseñó Misión y Ecumenismo en la Facultad de Teología de Sibiu (Rumania), y más tarde sirvió a su patriarcado como jefe del recién creado Departamento de Prensa y Comunicación, con responsabilidades adicionales en el Departamento de Relaciones Externas y Ecuménicas de las Iglesias y en el ámbito de la educación religiosa en las escuelas públicas.

Sauca estudió en las Facultades de Teología de Sibiu y Bucarest (Rumania), y obtuvo su doctorado en Teología en la Universidad de Birmingham (Reino Unido), con una tesis sobre “Las implicaciones misioneras de la eclesiología ortodoxa calcedonia”. También es antiguo alumno de la Escuela de Posgrado del Instituto Ecuménico de Bossey.

Aunque sus publicaciones en cinco idiomas abarcan los loci teológicos, de la misión a la cristología, la eclesiología y su relación íntima con la escatología, se centran en lo que él ha llamado “la vocación ecuménica de la ortodoxia” y las contribuciones ortodoxas al ecumenismo. Una de sus primeras publicaciones, Orthodoxy and Cultures (Ortodoxia y culturas), investigó la relación del Evangelio con las culturas (1996), mientras que una publicación más tardía, Building Bridges: Between the Orthodox and Evangelical Traditions (2012), editada con Tim Grass, estudió las posibilidades de tender puentes entre las tradiciones ortodoxas y evangélicas.

Como director del instituto, el P. Sauca ha supervisado una colaboración más estrecha con la Universidad de Ginebra al reorganizar al personal académico y reformar los planes de estudio teniendo en cuenta los criterios académicos, lo que condujo a la acreditación académica de sus cursos de posgrado. Con el fin de dotar a los estudiantes de conocimientos bíblicos, teológicos y espirituales para vivir y dar testimonio de la fe cristiana en las sociedades multirreligiosas y multiculturales de nuestros tiempos, también ha iniciado la revisión del programa de estudios del instituto, ampliándolo con propuestas interreligiosas, y ha animado a los estudiantes a participar en el “diálogo de identidades” y la cooperación entre los cristianos y los creyentes de otras religiones.

Aunque su propia identidad está firmemente arraigada en el cristianismo ortodoxo, el P. Sauca ha defendido incansablemente el instituto como el principal laboratorio ecuménico, en el que los estudiantes pasan por experiencias de comunidad ecuménica que les cambian la vida, encontrando los dones de otras tradiciones y prácticas espirituales cristianas en una atmósfera de respeto y apertura.

“La formación ecuménica de Bossey es una formación en el ecumenismo de la vida”, ha dicho. Los estudiantes llegan con identidades particulares fuertes, afirma, pero “la experiencia ha demostrado que vivir con otros no significa que la identidad propia se diluya. Después de la experiencia del ‘ecumenismo de vida’ de Bossey, vuelven a casa fortalecidos en sus propias identidades y con una mejor comprensión de las mismas, pero también con una actitud abierta hacia los demás, ansiosos por dialogar con los otros y aprender de ellos, deseosos de ser enriquecidos por la espiritualidad y la manera de vivir de los demás”.

Al dar la bienvenida a los estudiantes del Instituto Teológico Ecuménico Mundial en Arusha (Tanzania) en 2018, el P. Sauca les recordó la importancia de la formación ecuménica y de su propia misión. “Al proclamar, traducir y encarnar la Palabra en el contexto específico en el que vive la gente de nuestro tiempo, nos preparamos y hacemos partícipes de la misión de Dios de transformar el mundo”, dijo.