World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Nuestra labor / Solidaridad con los pueblos indígenas

Solidaridad con los pueblos indígenas

El CMI ha mantenido con los pueblos indígenas una relación de compromiso constante. Ha estado en solidaridad en sus luchas por la tierra, la identidad, el idioma, la supervivencia de las culturas indígenas y la autodeterminación.

La experiencia de los pueblos indígenas, tanto en la sociedad como en la vida de las iglesias, todavía es en gran medida una historia de continua exclusión y opresión. Las visiones del mundo, las espiritualidades, las culturas y las experiencias de los pueblos indígenas son distintivas. En el centro de sus luchas por la supervivencia como pueblos bien diferenciados que buscan la libre determinación está el mantenimiento de su integridad espiritual, cultural, social, económica y política.

El CMI ha asumido desde hace tiempo el compromiso de trabajar en solidaridad con los pueblos indígenas. En su 10ª Asamblea en 2013, el CMI reiteró este compromiso reconociendo que las instituciones opresivas y el mal sistémico que determinan la situación de los pueblos indígenas nos dañan a todos y, por lo tanto, todos necesitamos sanación y transformación. La labor del CMI en lo que atañe a los pueblos indígenas da prioridad por ello a la sanación y la transformación mientras trata de plasmar plenamente la realidad y autoridad de la vida indígena en el CMI y el movimiento ecuménico.

El programa de Pueblos Indígenas del CMI forma parte de su labor sobre “La misión desde los márgenes”.

El CMI intenta fortalecer, iniciar y cultivar las redes regionales y mundiales de los pueblos indígenas; desarrollar las capacidades de liderazgo a nivel regional y local; apoyar a los movimientos de las bases por la justicia, el desarrollo, la tierra, la identidad y la libre determinación; posibilitar la participación y contribución de los pueblos indígenas a la vida y los ministerios del movimiento ecuménico y de las iglesias a varios niveles, y respaldar la participación de los pueblos indígenas en las reuniones internacionales que guarden relación con su lucha.

Las prioridades de la colaboración con las redes regionales incluyen defender los derechos de los pueblos indígenas y fortalecer las teologías y espiritualidades indígenas.

Los pueblos indígenas invitan a todos los cristianos a imaginar “un cielo nuevo y una tierra nueva” tal y como se promete en la Biblia y tal y como es la visión común de los pueblos marginados de que otro mundo es posible.

Related News

Los dirigentes de las iglesias noruegas instan a la protección de los pueblos de la Amazonia durante la pandemia de COVID-19

Los dirigentes de las iglesias noruegas instan a la protección de los pueblos de la Amazonia durante la pandemia de COVID-19

Las iglesias de Noruega han sumado su voz a la alarma por los pueblos de la Amazonia ante la creciente propagación del coronavirus. En una carta a la embajada de Brasil, la Iglesia de Noruega y la Iglesia Católica Romana en Noruega expresaron conjuntamente su solidaridad con el pueblo brasileño.

La CIAI se reúne en Brisbane para abordar las prioridades regionales del Pacífico

La CIAI se reúne en Brisbane para abordar las prioridades regionales del Pacífico

Las repercusiones del cambio climático y los prolongados efectos en la salud y el medio ambiente de los ensayos nucleares en los países de la región del Pacífico figuran entre los temas principales de la reunión de la Comisión de las Iglesias para Asuntos Internacionales (CIAI), que tiene lugar en Brisbane (Australia) del 19 al 21 de febrero.

Los jóvenes indígenas quieren que se escuchen sus voces

Los jóvenes indígenas quieren que se escuchen sus voces

Justicia económica. Igualdad de oportunidades. Cuidado de los huérfanos. Más conocimiento sobre la misión y la forma en que esta ayuda a la iglesia a actuar dinámicamente. En un intercambio honesto de sus problemas y esperanzas, 20 jóvenes indígenas de todo el mundo y de diversas tradiciones religiosas se reunieron en Arusha, del 5 al 7 de marzo.